HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES: EL MAR PEQUEÑO O LA MAR PEQUEÑA

En correspondencia enviada por Felipe III Rey de España y Portugal (1578- 1621) a su primo el Duque Medina Sidonia, el 6 de julio de 1600, le ofrece una flota de 23 navíos para limpiar las Indias de corsarios y piratas.

Y le describe que “Partiendo la flota y galeones por todo enero, han de ir derechamente a la isla de Matalino, donde harán el agua y leña…de allí saldrán la vuelta del sur hasta ver la isla Granada y de allí la vuelta del sudeste hasta montar los Testigos y habiéndolo hecho, irán al sudeste a la isla de la Margarita , donde tomarán lengua en el Puerto de Mompatar, de lo que hubiere en la costa de Tierra Firme en la Punta de Araya y no habiendo nueva de bajeles de corsarios, irá la flota su camino derecho, la vuelta de Cartagena y Portobelo y los galeones se quedarán en el paraje como y de la manera que se advertirá adelante”…
“y no habiendo hallado bajeles de corsarios, se podrán entretener hasta el 15 de abril, que es al tiempo que suelen venir a cargar la sal, aguardando en el puerto de Juan Griego, que es en la isla de la Margarita de la banda del norte, donde estarán muy encubiertos y como tengan nueva de ellos de que han surgido, podrán partir los dichos galeones al anochecer, y amanecerán sobre ellos en la dicha Punta, tomándolos en el surgidero, y en esta forma no pueden dejar de venir a las manos en la Punta de Araya, porque los corsarios no pueden tornar a barlovento por la mucha brisa y corrientes que tienen contra sí”.

Más adelante indica que “Para limpiar de las islas de la Margarita y Punta de Araya, donde estaba la sal, se había de entrar en el Mar Pequeño”.

Diego Martín Barranco, marinero de Colón en el cuarto viaje, identificó el Caribe con la Mar Pequeña, al decir que costeada Jamaica encontraron una isla, en “medio” de la Mar Pequeña. Además en la misma correspondencia referida al principio, sitúa las salinas en Araya, península de Venezuela, en las inmediaciones de la Isla de Margarita.
Luego en 1607 en otra correspondencia que toca el mismo asunto expresa: “Queriendo ir cualquier armada a vaya desde España a las Indias y de camino ir a correr las islas, la Margarita y Punta de Araya, ha de hacer la navegación siguiente: “… pasar de barlovento de Los Testigos, por noche ha de dar fondo en la costa, hallándose con ella en 25 o 30 brazas, que todo es limpio, por respecto de las dicha corriente.

No se ha de ir en busca de la Margarita sí no fuere de día. Siéndolo podrá zarpar e ir corriendo la costa hasta que halle la Margarita por la proa, que está un poco más adelante del Cabo de la Tres Puntas y si quisiere pasar por dentro de la Margarita podrá hacer costeando la dicha isla, dejando las dos isletas de Cubagua por babor”.

Al comparar el informe de 1600 con el de 1607, permite situar Matalino en Martinica, Santa Lucia, San Vicente y Granada, topónimos que se conservan, como Los Testigos, se identificada a Araya con Isla de la Sal de Cabo Verde, y el Caribe con el Mar Pequeño o la Mar Pequeña, sin lugar a dudas. Topónimo casi desconocido en la historiografía venezolana.

(Verni Salazar en FOLIOS DE IDENTIDAD INSULAR, 2019).

Síguenos: Instagram y Twitter