Huellas y Presencias Insulares: La Piragua Margariteña “Fernando Cervigón”

Publicidad

El 15 de octubre del año 2017, llega a nuestras costas a bordo de la Curiara “Yecuana” David Bottome y su equipo Reto Caribe, terminaban en esta isla el recorrido de los Saladoides, al recorrer el Rio Orinoco, salir por el Delta rumbo a la Isla de Trinidad y desde allí a la isla de Margarita.

Vuelve David Bottome y se ancla en la isla de Margarita el 16 de diciembre de 2017, esta vez no venía con la curiara, venía con sus sueños a residenciarse aquí, después de muchos años dedicados a pilotar aviones comerciales, aficionado a los deportes de aventura, que anduvo a remo en su kayak por el Río Orinoco, recorrió toda la costa de Venezuela, Colombia y llegó a Ciudad de Panamá, aficionado a los cortos documentales donde plasma sus aventuras con premios en festivales de cine, también entre el 2012 y el 2013 navegó las corrientes del mar de Irlanda donde compitió en los Juegos Groenlandeses logrando figurar entre los primeros y estas certificado por la British Canoe Unión como líder kayakista.

Un sueño lo acompaña, recrear la Piragua Margariteña, y entre el 2018 y 2020, estudia minuciosamente, su historia, construcción, viaja, se asesora, trata con mucho cariño que la piragua sea construida en los astilleros de nuestra isla, pero no lo consigue, hace un recorrido por el estado Sucre y en Punta Cotúa, en un pueblito llamado Espín, a 8 kilómetros de San Antonio del Golfo, un grupo de carpinteros de ribera, el astillero ASTIGOLCA, aceptan el reto de fabricar la Piragua Margariteña, y que David la bautiza con el nombre de “Fernando Cervigón” el “navegao más margariteños de todos”, a quien no tendremos nunca con que pagar todo lo que hizo por nuestra identidad insular neoespartana.

La piragua margariteña es una muestra de aculturación indígena. Es una nave que, por su parecido con la tartana española, podría haber sido descendiente directa de ella; o, si apuramos un poco la imaginación, de la maona turca, o de la speronara maltesa, cuyas descripciones corresponden a la de nuestra nave: una vela latina, un foque y un casco aún no muy grande, ya que también eran embarcaciones destinadas a navegar por la costa.” (Heberaldo Rodulfo Mata).

Tengo el privilegio de conocer a David, desde casi su arribo a esta tierra insular, y me consta la capacidad de trabajo, el entusiasmo por conocer nuestra identidad, participante del Primer Diplomado en Historia del Estado Nueva Esparta, nombrado amigo de la Academia de la Historia del estado Nueva Esparta, miembro de la Fundación Yo Soy Identidad, y públicamente le doy las gracias por los grandes aportes que en estos poquitos años le has dado al estado, ya estás anclado. La Virgencita del Valle te bendiga.

Bienvenida la Piragua margariteña Fernando Cervigón. Pronto tendrá sus velas, las velas que hasta los años 50 del siglo pasado surcaron nuestros mares.

Y entonces nos acordaremos de Checame cuando dijo:La brisa tiene marineros traviesos/que se ponen a cantar entre las jarcias.

(Verni Salazar, 19 VIII 2021, HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES)

Sigue nuestras redes sociales. Somos OtilcaRadioradio on line gratis, resaltando la Venezolanidad transmitiendo 24 horas solo música venezolanaInstagramTwitter FacebookÚnete a nuestro canal en Telegram.

¿Eres talento venezolano y deseas que publiquemos tus notas y sonemos tu música? Envíanos el material a otilcaradio@gmail.com