HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES: LA VIRGEN DEL CARMEN EN EL PALOTAL

Para el año 1940 el pescador Amado Leandro, encuentra una osamenta humana como a unos diez metros de la orilla del mar, en la playa de El Palotal de La Guardia en el Distrito Díaz, esta armazón estaba totalmente entera, apenas le faltaba un diente, Amado cargó con ella y la enterró.

Esta historia conocida como “los restos aparecidos” de La Guardia, corrió por todo el Estado Nueva Esparta, que se convirtió en un lugar muy visitado, tanto por curiosos como por devotos que empezaron a “recibir favores” de los restos aparecidos.

En visita que realizara Gobernador del Estado Nueva Esparta Don Heraclio Narváez Alfonzo a la población de La Guardia, los pescadores le pidieron la construcción de una pequeña capilla para proteger la tumba donde se hallaban los “restos aparecidos”, esta petición se hizo realidad y desde entonces se conoció como la Capilla de los Restos aparecidos, y toda esa parte donde comienza el Istmo, se conoce como los restos de la Guardia.

En esta Capilla los pescadores además de venerar a los restos aparecidos, colocaron una imagen de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de los Pescadores. Por el movimiento inquebrantable de las corrientes marinas y submarinas que han ido socavando la bahía de La Guardia, y por los constantes mar de levas que azotan esta zona, la capilla de los restos desapareció totalmente, luego se construyó otra capillita más a la orilla, que también el mar la arrastró, la actual está construida al final de la vía.

Los habitantes y pescadores de Los Restos y el sector El Palotal, unieron esfuerzos para la construcción de una iglesia dedicada a Nuestra Señora del Carmen, y así continuar con la devoción que por mucho tiempo se había arraigado en sus corazones y escogieron un terreno alejado de la orilla del mar, esta obra se terminó en el año 1988, desde entonces todos los años el mes de julio es el mes de la Patrona de los Pescadores, quienes el día 16, después de la Santa Misa Solemne, sacan a pasear a la Patrona por el mar, por ese mar que es su sustento, su vida y su pasión, con sus embarcaciones adornadas, las mismas que se cargan de los enseres para la faena pesquera, la embellecen para regocijarse con la Madre de Dios.
Este año 2020 por los momentos de pandemia que se vive, causados por el Covid-19, el Sacerdote de la Parroquia María Auxiliadora Pbro. Luis LaCruz, solo se oficiará la misa a las 5:00 de la tarde sin la presencia de la feligresía, recomendando a todos los devotos “realizar hoy el ejercicio de piedad del Santo Rosario, pidiéndole a nuestra buena Madre, que interceda ante su Hijo, para que nos conceda la sanación de todos los enfermos y el fin de la pandemia”

“Virgen del Carmen, reina del cielo,
nuestros acentos ven a oír,
porque tus hijos tan solo anhelan,
tu dulce nombre bendecir.
Solo anhelamos junto a tu trono,
viendo tu rostro siempre vivir,
Virgen del Carmen, Madre querida
guárdanos siempre junto a ti”.

(Verni Salazar 16 VII 2020, HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES).

Síguenos: Instagram y Twitter