Venezuela 20/20: De Juan Griego a La Guaira

Un interesante artículo del escritor margariteño Francisco Suniaga, nos relata la historia de dos grandes lanchas dedicadas al transporte de pasajeros,  desde Juangriego hasta La Guaira y Puerto La Cruz.  La “María Rosario” y la “Rosa Eugenia”, adquiridas por el Héctor Millán Boada a principios de los años 50 del siglo XX. Fueron  construidas en Estados Unidos y  estuvieron destinadas como barcos auxiliares en la armada norteamericana durante la segunda guerra mundial.

La “María Rosario”, de mayor tamaño, salía de Juangriego los domingos a las 9:00 am, directo a La Guaira, adonde llegaba para el amanecer del lunes. La “Rosa Eugenia”  era estilizada y, por tanto, más rápida. Sin embargo, la mayoría prefería a la “María Rosario” porque, aunque más lenta, tenía un navegar más estable y la gente se mareaba menos.

Estas naves, ofrecieron a los  margariteños, comodidades desconocidas, por estos, hasta entonces. Camarotes, baños para damas y caballeros y hasta un barcito.

A los pasajeros, se les dotaba con sillas de extensión de madera, donde podían dormir arropados con el entonces imprescindible “paño ‘e mota”. Treinta bolívares era el costo del pasaje.

Muchos margariteños que vivían en La Guaira o Puerto la Cruz se acercaban a las lanchas  y le pedían a su Capitán por favor, llévele esta cartica a mi mamá’, o: ‘Dele esta platica a mi mujer y llévemele estos zapaticos a los muchachos’. Era así la confianza.

Se cuenta, que muchos fueron los políticos que huyeron escondidos en ellas, durante la dictadura de Pérez Jiménez.-

Con la llegada del ferry a la isla, a finales de los cincuenta, las lanchas no podían seguir compitiendo. El ferry era más rápido, más barato, más cómodo y la gente podía llevar los carros. Dejaron de ser rentables y salieron de servicio.- no así, del recuerdo del pueblo.

Recopilación: Argenis Heredia (herediaz45@gmail.com)