HUELLAS Y PRESENCIAS INSULARES: ARAMINDA, UNA GUARICHA DE OCHENTA Y TRES AÑOS

Definitivamente todos los días pienso que nosotros los margariteños somos únicos, y es que esa fuerza especial que rodea nuestra insularidad, nos aumenta la razón de ser, de sentir seguir creyendo en lo que somos, en la gente que con orgullo levanta la frente y dice: ¡ Aquí estoy yo, aquí estamos para defender y poner en alto lo nuestro, porque lo nuestro es lo mejor, y hasta que Dios y la Virgen del Valle me mantengan en pie, seguiré dando y haciendo lo que he hecho toda mi vida, amar lo nuestro!.

Así se expresa Araminda Marcano de González, una pedregalera, nacida un día como hoy 8 de octubre del año 1937 y que durante setenta y un años, no ha parado de bailar desde que se inició en las diversiones pascuales del sector Punda pedregalero, como guaricha en el Pavo Real, Tucusito, Arrendajo, Paloma, entre otras, de esas guarichas que en esos tiempos llevaban las banderitas y se las colocaban a los hombres y luego las recogían con sus respectivas propinas, que no iban al fondo general sino para cada una de ellas.

En su juventud se fortalecen esos vínculos con los valores culturales, esos que venían desde sus ancestros, en un Pedregales inmerso en esas tradiciones que amparados en la oralidad se niegan a morir, y que luchamos constantemente por su puesta en valor, así el espíritu emprendedor de Araminda era factor entusiasmante en toda actividad que resaltara esos valores, por eso cuando decide formar familia con Juan González, su pueblo natal, deja ir a una de sus guarichas estelares, pero Juan Griego y todo el municipio en general ganan a una emprendedora cultural que se proyectaría en el tiempo hasta ser reconocida en el año 2008 por el Ministerio del Poder popular para la Cultura como “Portadora del Patrimonio Cultural Inmaterial del Municipio Marcano” y otros reconocimientos que la hacen Patrimonio Cultural del pueblo espartano, porque es la gente, quien reconoce sus patrimonios. Además de guaricha, es una excelente bailadora de la tradicional Burriquita, que coqueta como ella, la ha acompañado en sus presentaciones individuales.

Su cosecha familiar le permitió criar a Ysleida, Asmirians, Juan José y Araminda, todos desde pequeños la han acompañado en cada una de sus presentaciones, en cada actividad que tenga la esencia de nuestra cultura, porque eso fue lo que se respiró en esa casa de la calle El Sol de Juan Griego, y es así que su entusiasmo hace que aquel primero de enero de 1981, salga a recorrer Juan Griego, Pedregales y Guiriguire con la diversión de “la Cachua”, elaborada por Nicolás Romero y magistralmente bailada por Juan González, su esposo, acompañada en los instrumentos y voces por sus hijos, vecinos y todos aquellos que se pegaron en este recorrido inicial de lo que se convertiría por tradición en la “Parranda de la calle El Sol”.

Araminda es de esos personajes sembrados en los corazones de la gente que ama lo nuestro, que a pesar de las vicisitudes, su espíritu de lucha le ha ayudado a superarlas, amparada en esa fuerza especial, que sale del alma, que se lleva metida en espíritu, que abraza sueños y cristaliza realidades que está presente en cada alborada y descansa con el crepúsculo juangrieguero y abriga a todo ser de lindo corazón como el de Araminda: la margariteñidad.

Hoy al cumplir tus 83 años, pedimos a Dios, a la Virgencita del Valle y a San Juan Evangelista, mucha salud para ti, fuerza en tus piernas y que nunca decaiga tu hálito inspirador, tu ejemplo es la bandera de nuestra diversión.

Felicidades, mi amiga Araminda.

(Verni Salazar, 07 X 2017).

Síguenos: Instagram y Twitter

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.