Leyendas venezolanas: El teleférico fantasma del Ávila

En una zona del cerro El Ávila de Caracas, que tiene muchos años abandonada, se tejen varios cuentos de terror. Todos giran alrededor de las viejas cabinas en las que se podían trasladar 24 usuarios.

En 1956, cuando Venezuela era gobernada por el general Marcos Pérez Jiménez ocurrió una tragedia: una de las cabinas del teleférico de Caracas se desprendió cayendo al vacío, en ella se encontraban 24 personas quienes murieron de manera instantánea.

Luego del terrible accidente, este atractivo turístico cerró sus puertas. Las autoridades ordenaron la clausura del teleférico Litoral “hasta nuevo aviso”, pero nunca más prestó servicio, por el contrario, fue abandonado y olvidado por todos, incluyendo a los habitantes de Galipán.

Recientes historias de miedo en el teleférico fantasma

En el año 2.003, un habitante de San José de Galipán salió de su vivienda para dirigirse a su lugar de trabajo cuando vio un objeto extraño en la montaña.

Se trataba de una cabina del antiguo teleférico, de las que podía transportar 24 personas, el objeto colgaba de una guaya que hacía muchísimo tiempo ya no estaba en ese lugar.

El habitante se preguntó: “¿La cabina tiene vida propia? o ¿un producto de mi imaginación?” Es posible que muchos hayan pensado que la visión fue producto de su imaginación, pero otras personas aseguran haber visto este extraño fenómeno.

Los vecinos de Galipán observaron por un tiempo a la cabina que  continuaba atascada en aquellas guayas que de manera misteriosa llegó a ese lugar sin que nadie pudiera explicar cómo fue posible.

Síguenos: Instagram y Twitter

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.